¿Por qué duele el amor?

El amor es un término muy importante y se centra en un sentimiento de afecto que se tiene hacia un individuo, un animal o un objeto, y también hace referencia al sentimiento de atracción emocional y sexual  hacia otra con el fin de querer establecer una relación. Hay que tener en cuenta que el amor se puede expresar de muchas formas como las cartas, poemas y canciones de amor, y lo más importante las acciones.

El amor es uno de los valores más imprescindibles y por los que merece la pena vivir ya que sirve para que se tengan ganas de realizar las cosas de forma correcta, además de conseguir vivir con alegría y tranquilidad.

Esto no excluye a que a veces el amor duela y a continuación se muestran cuáles son los motivos que conllevan a ello.

Cuando el amor duele hay que dejarlo ir

La dopamina y el amor

La dopamina es uno de los neurotransmisores más importantes para la función motora del organismo y eso provoca un efecto estimulante en el cerebro, sobre todo, es el elemento clave de nuestro sistema de gratificación cerebral. Entonces se centra en regularizar las motivaciones personales y saber dónde enfocar la atención para sentirse uno a gusto.

Por lo tanto, hay que explicar que el amor romántico hace que se encienda el sistema de gratificación y provoca que el amor se convierta en un sentimiento demasiado penetrante que causa dolor y obsesión, lo que hace centrarse solamente en la persona que se tiene al lado.

El amor romántico crea adicción

El amor a veces tiene similitudes con distintos tipos de adicciones ya que se concentra de forma obsesiva con un individuo, suplica y se rebaja demasiado y deforma la realidad, todo esto desemboca en la sensación de dolor.

Hay otros concepto importantes, uno de ellos es que cuanto más se necesita ver a la persona de la que se está enamorada en vez de calmar ese deseo lo que ocurre es que aumentan las ganas de seguir estando con ella. También está la abstinencia, esto conlleva a que puede ocurrir que una vez que se desea finalizar con una relación se puede volver a recaer causando así mucho dolor.

El amor como dependencia afectiva

¿Que ocurre cuando el amor duele mucho? Hay individuos que viven el amor de una forma demasiado intensa o incluso como una dependencia afectiva patológica que estropea el bienestar e incluso se interpone en el desarrollo de la personalidad.

Hay relaciones que hacen mucho daño ya que pueden sufrir maltrato físico o psicológico y para no quedarse solas o sentir que no merecen nada mejor continúan con esa pareja.

En el proceso surgen problemas severos como trastornos de ansiedad, pensamientos obsesivos, temor a la soledad, falta de afecto y mayormente depresión.

El mayor consejo es que cuando el amor duele lo mejor es salir de allí ya que vivir un amor de forma dependiente no produce un estado o situación de satisfacción o felicidad, un hecho que no es bueno para la salud mental ni física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *