¿Por qué el perro rasca el suelo?

¿Has oído alguna vez la frase “el hombre es un animal de costumbres”? Pues ocurre lo mismo con los animales ya que hacen cosas de manera automática sin reflexionar acerca de ello, una buena ventaja porque sino al cabo del día sería totalmente agotador. Esto les hace encontrase en una zona de confort que les beneficia para estar cómodos y a gusto con la sensación de estar disfrutando de una armonía relativa.

Una de las costumbres negativas más destacadas del perro es que rasca el suelo y para que eso no suceda ya que puede producir bastantes destrozos el dueño se debe armar de paciencia y explicárselo día si y día también, lo que conlleva a un proceso muy largo .

Algunos de los motivos por los que el perro llega a rascar el suelo se explican a continuación.

El perro tiene la costumbre de rascar el suelo

Necesita marcar territorio y buscar temperatura

Uno de las acciones más llamativas de un perro es cuando rasca el suelo y muchas veces lo hace por marcar territorio una vez que ha realizado sus necesidades. Hay que tener en cuenta que tiene unas glándulas en la zona inferior de las patas que esparcen el olor corporal y se ve reforzado cuando el animal rasca el suelo cavando así una zona en la que va a descansar, haciendo que ese lugar sea suyo.

Además, también tiene otro objetivo y es regular la temperatura, esto quiere decir que si es verano y tiene mucho calor se pone a excarvar en la tierra porque sabe que al eliminar la capa superior va a encontrar una zona más fría en la que poder acomodarse.

Está a falta de ejercicio y tiene nerviosismo

El perro puede tener mucha energía acumulada y necesita liberarla pero como no realiza mucho ejercicio busca otra forma de soltarla y esa es rascando el suelo pero hay que tener mucho cuidado ya que puede generar una obsesión dañina para su bienestar física y mental. Además, puede que esté nervioso y para tranquilizarse necesita caminar o correr pero si esas actividades no las ejecuta encuentra otra forma que es la de rascar el suelo con mucha efusividad.

Tiene uñas demasiado largas

El perro posee uñas y si tienen una largura excesiva puede llegar a rayar el suelo o la cama a la hora de caminar o acostarse, y esto sucede cuando no tiene demasiado contacto con el suelo. Entonces, su opción más cómoda es rascar constantemente cualquier zona dura para prevenir pero no es sano por lo que el dueño debe cortarle las uñas o si no se atreve llevarle al veterinario.

Necesita llamar la atención

Si el can comienza a rascar distintas zonas del hogar como la cama, el sofá o el suelo y ve que su dueño le observa de forma divertida consiguiendo toda su atención se da cuenta de que es una forma de conseguir llamar la atención.

Si esa acción la hace de manera puntual no ocurre nada pero si la repite una y otra vez es necesario que se le preste más atención jugando con el o llevándole de paseo al campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *