¿Por qué llueve?

La lluvia se define como un fenómeno meteorológico que se basa en el agua que cae de las nubes en forma de precipitación, las cuales han sido creadas mediante el proceso de condensación del vapor del agua que al coger grosor y peso no han podido seguir aguantando pendidas en el aire. Hay dos tipos de nubes, los cúmulos que son los que avisan que se viene una temperatura templada y seca y los estratos que son los que provocan la lluvia.

La lluvia se clasifica en dos:

  • lluvia orográfica: es la lluvia que sucede cuando una sucesión de montañas entrelazadas entre sí dificulta el tránsito de cualquier viento húmedo.
  • lluvia convectiva: es la lluvia que se da en sitios ecuatoriales, donde la volatilización y la subida de aire se genera por causa de la disparidad de temperatura por motivo de un calentamiento.

Todos los seres humanos observamos como en el planeta Tierra es habitual que llueva pero ¿por qué llueve?

La lluvia es un fenómeno meteorológico con un proceso muy analizado

El agua se encuentra en la atmósfera

Antes de comenzar el proceso de la lluvia hay que informar el agua está prácticamente en toda la atmósfera del planeta Tierra, eso sí en forma de vapor. Ese vapor de agua lo que hace es incorporarse en la masa de aire atmosférica que se consigue mediante el proceso de evaporación del agua que se encuentra en los mares, océanos y ríos. Pero para que tenga presencia en forma de nubes tiene que elevarse más alto que la misma, lugar en el que se refrigera y se solidifica.

Procesos para convertir las gotas de agua en lluvia

Para entender de que forma se crea la lluvia, los expertos han realizados distintas investigaciones en las que manifiestan que las gotas de agua que hay en las nubes situadas en el cielo azul se convierten en lluvia a través de 3 procesos.

Proceso 1

En la nube, sobre todo si es aquella que se origina por una columna de aire templado y húmedo que se alza con un estilo de hélice, se puede hallar en un tamaño muy pequeño partes de hielo sólido. Esos cristales que se originan en la zona elevada de la propia nube, descienden, y entonces se hallan con las gotitas, las cuales se solidifican en los cristales, motivo por las que se congelan. Pero como poco a poco van descendiendo más, éstos se encuentran con mantos de aire templados por lo que se funden, originándose así el agua de la lluvia.

Proceso 2

Las gotitas de agua que se originan en la nube tienen distintos tamaños pero al final todas se desplazan por motivo del aire, es cierto que las de un tamaño mayor van un poco más lentas.

Entonces lo que ocurre es que las gotitas se van topando con otras, se juntan y crean gotas más grandes que finalmente se transforman en lluvia.

Proceso 3

Cuando hay viento fuerte, dentro de las nubes suceden las conocidas descargas eléctricas y eso hace que se conformen óxidos de nitrógeno que es un compuesto químico. Entorno a esos núcleos se le unen las gotitas que hay en las nubes que se densifican de forma veloz, creando así la lluvia que cae en el planeta Tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *