¿Por qué merece la pena vivir?

El deseo de vivir es una sensación que surge de los más profundo de cada ser y que conecta de forma evidente con la belleza de la vida, esto conlleva a la fuerza y la necesidad de reinventarse uno mismo continuamente sacando lo positivo de toda las experiencia vividas. Muchas personas han sufrido disgustos, han sentido dolor por ciertas situaciones, han fracasado alguna vez y han sobrellevado la muerte de algún ser querido.

En ocasiones las personas se levantan con signos de dolor metafóricamente hablando y se les hace muy complicado mirar hacia adelante con esperanza e ilusión, sin embargo, el deseo de vivir es un sentimiento tan hermoso que nunca hay que olvidarlo.

Muchas veces ronda en la cabeza una de las preguntas más importantes en este planeta: ¿por qué merece la pena vivir? A continuación se muestran algunas de las razones más destacadas.

El deseo de vivir es uno de los sentimientos más preciados

Porque quedan muchas experiencias por vivir

Se pueden vivir sucesos traumáticos pero los acontecimientos positivos también son vitales en el transcurso de la vida que en algún momento u otro deben llegar. Además cada experiencia y cada interacción con la realidad es una forma de aprender, de coger experiencia y de sentir distintas emociones, que transforma la vida de uno en una especie de laboratorio donde se instruye por ensayo y error.

Esto hace que cada uno vaya creando una mejor versión de sí mismo a la vez que va creciendo como persona y descubriendo nuevas cosas.

Porque se debe experimentar el amor

El sentimiento más bonito y sincero que existe en este mundo es el amor, experimentado lo que es amar y ser amado, porque este sentimiento lo explica todo y una vez que se olvida todo pierde sentido. No solo tiene que ser amor a la pareja sino a la familia, a los amigos, a los animales y a los seres humanos en general, incluso a tus propios valores personales.

Primero siempre hay que sentir amor hacia uno mismo para después ofrecerlo a los demás, un sentimiento tan preciado en esta vida que vale la pena experimentarlo.

Porque se debe contribuir a lograr un mundo más justo

Una persona, sus propias experiencias y sus opiniones son necesarias en este mundo porque todas las personas deben aportar lo que creen conveniente y así poder ayudar a cambiar algunas situaciones negativas e injustas que se viven en el día a día y lograr que el mundo sea algo más justo.

Tener ganas de ver que la lucha actual ha valido la pena y aunque se haga cuesta arriba al final todo tiene su recompensa, con lo que los desafíos que se superan día a día ayudan a poder continuar hacia adelante.

Porque las pequeñas cosas son lo que vale la pena

  • Sentirse contento de los éxitos de los seres queridos.
  • Ver el amanecer sentado en la playa.
  • Tomar un chocolate caliente viendo una película.
  • Escuchar la voz de una persona a quien se echa de menos.
  • Ver el nacimiento de algún ser querido.
  • Darse un baño caliente cuando hace frío.
  • Sentir mariposas en el estómago cuando uno se enamora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *