¿Por qué se calienta el móvil?

Los teléfonos inteligentes tienen sus problemas y uno de los más destacados es el sobrecalentamiento que puede darse en distintas situaciones y por distintos motivos. Algunos de los más señalados son la continuada utilización del GPS, de juegos y de aplicaciones o incluso el conectarlo a la corriente para cargar la batería.

Entonces el incremento de calor en el móvil que excede más de la que debería tener puede producir una avería, un deterioro o una disminución de vida. Los móviles de hoy en día muestran un aviso al propietario sobre la temperatura del mismo ya que hay aplicaciones que son capaces de detectarlo.

Un artículo que va a manifestar los diversos motivos por los cuales el móvil se puede llegar a calentar.

El móvil es una tecnología frágil que se puede calentar demasiado

La batería y el cargador

A veces ocurre que el cargador está estropeado o que la batería está defectuosa, elementos que dependen de una manera u otra de la energía que es donde se extravía más calor. Entonces si hay un defecto de elaboración la temperatura del móvil puede incrementar bastante y la única solución es arreglarlo o reemplazar los elementos rotos.

Aplicaciones de mucho rendimiento

El fallo no tiene por qué estar necesariamente en la parte física, puede darse el caso de que el error se encuentre en el código, el cual exija un alto rendimiento durante un periodo de tiempo prolongado. Se trata de una situación habitual, de modo que no es motivo de preocupación si sucede esporádicamente. El verdadero problema surge cuando la temperatura se eleva por encima de lo habitual de manera frecuente cuando el teléfono no tiene un gran número de aplicaciones en ejecución que puedan causar este fallo.

Aplicaciones abiertas sin usar

Hay aplicaciones que están en funcionamiento o en actualización pero que en ese momento el usuario no las está utilizando, esto sucede porque a veces se piensa que se ha cerrado la aplicación pero en verdad no y hace que el procesador haga un empeño mayor.

El móvil en lugares de altas temperaturas

Cuando una persona se deja el móvil encima o muy cerca de aparatos como la televisión, el microondas o el ordenador hace que no solo tenga su temperatura habitual sino que al desprender estos elementos calor incremente el del móvil. Además, es necesario que jamás se deje el teléfono en un lugar en el que la luz solar esté pegando de lleno ya que se puede sobrecalentar mucho y también se gasta la batería de forma más veloz.

Utilizar el móvil cargando

Uno de los motivos más sencillos y evidentes es el empleo del teléfono inteligente mientras está conectado a la corriente porque se está cargando. Hay que tener en cuenta que cuando el móvil se encuentra cargando hay un movimiento de corriente a través del USB que provoca el que se cargue la batería, y si se utiliza el móvil mientras se carga hace que se descargue a la vez y produzca un sobrecalentamiento.